Casi tres meses después de que los primeros efectos de la pandemia por COVID-19 suspendieron las operaciones de manufactura, Daimler Trucks North America (DTNA) ha reabierto sus nueve plantas de fabricación en Norteamérica.

La reapertura el primero de junio de las plantas de fabricación de camiones de Saltillo y Santiago en México marca el comienzo de una reactivación completa de operaciones y el inicio del reabastecimiento de vehículos comerciales para operadores en todo el mundo. Las plantas de Saltillo y Santiago son fuertes nodos en la red de producción de DTNA y ayudan a mantener la fabricación de camiones para exportar a los 35 países en los que DTNA vende vehículos comerciales. La cadena de suministro de Daimler depende en gran medida de Estados Unidos y México para toda la fabricación de camiones nuevos en América del Norte, con componentes y ensambles que cruzan la frontera en ambas direcciones.

Medidas de seguridad

Aprovechando los aprendizajes de una red global de nuevas instalaciones para la producción de vehículos de Daimler AG, DTNA implementó protocolos de seguridad universales junto con medidas adaptadas para cada instalación en su red para que los espacios de trabajo sean lo más seguros posibles y cumplan plenamente con todas las regulaciones federales, estatales, municipales y locales. En todas sus instalaciones a lo largo de Estados Unidos y México, DTNA también ha establecido grupos de trabajo locales compuestos por líderes de planta y representantes sindicales para evaluar y ajustar sus protocolos de manera rutinaria.

Entre las medidas de seguridad implementadas se encuentran los regímenes de limpieza estandarizados, flujos de trabajo rediseñados en cumplimiento con el distanciamiento social, planes rediseñados de los espacios comunes, control de temperatura y cuestionarios de salud a empleados y visitantes, así como una frecuente comunicación con los empleados. Aunque las instalaciones en México no abrieron para la producción completa hasta el primero de junio, siguiendo el precedente de otros lugares en Estados Unidos, las operaciones en Santiago y Saltillo reabrieron para capacitación de los empleados, pruebas de protocolos de seguridad y producción limitada la semana del 18 de mayo, después de recibir la certificación del gobierno federal.

Para los que mantienen al mundo en movimiento

En América del Norte, los datos anónimos recopilados de 130,000 Freightliner Cascadia habilitados con telemática proporcionan una imagen en tiempo real de los efectos del confinamiento y la depresión de la actividad económica en todo el continente. A medida que avanzaba la pandemia de COVID-19, el kilometraje semanal acumulado por la flota colectiva conectada de Cascadia comenzó a disminuir notablemente, decreciendo aproximadamente un 15% a finales de abril. Hasta mayo, DTNA ha observado un cambio en la tendencia, con un aumento del kilometraje cada semana y se prevé que regrese a los niveles previos a la crisis a finales de junio. En respuesta, el ritmo de fabricación en DTNA continúa avanzando con más de 500 camiones, autobuses y chasis especiales producidos a diario en los últimos días.

“Nuestro compromiso con los clientes y operadores, nuestros colaboradores, nuestras familias y el mundo sigue siendo firme. Ya sea en nuestros centros de ventas y servicio de distribuidores, nuestros centros de distribución de piezas o en nuestras operaciones de fabricación, DTNA está abierto para los negocios y estamos aquí para ustedes", dijo Roger Nielsen, presidente y CEO de DTNA. "Gracias por mantener al mundo en movimiento".


Síguenos

        

Más leído

Sidebar img 1